3 min read

Q&A con José Miguel Luna, Head of Product China

Q&A con José Miguel Luna, Head of Product China

Hoy le damos la bienvenida a José Miguel Luna, un mexicano que desde ahora forma parte de este gran equipo para garantizar que tanto clientes como proveedores tengan a su disposición la mejor herramienta de abastecimiento al por mayor 100% en línea. Conoce más sobre su visión del comercio entre Asia y Latinoamérica en este Q&A.

Q: ¿Cuál es tu visión desde producto del futuro de B2B Wholesale en LATAM?


A: En el mediano plazo siento que se viene una revolución en el comercio internacional y sobre todo el rol que LATAM jugará en ésta. Ahora mismo, los productos tecnológicos están logrando agilizar y facilitar la conexión cross-border entre oferta y demanda, volviendo más eficientes procesos antes complejos. En términos un poco menos cliché, importar y exportar en LATAM resulta extremadamente complicado, caro y prácticamente imposible para empresas que no tienen un equipo dedicado para gestionar estos procesos. En Meru, estamos creando productos que habilitan, facilitan, democratizan y personalizan el participar en el comercio internacional, ayudando así también a negocios Latinoamericanos (y por ende a Latinoamérica como región) a crecer. Mi visión más a largo plazo se las cuento en la pregunta #3. 😊

Q: ¿Cómo crees que se diferencia el rol de producto en una start-up versus las empresas tradicionales?

A: La primera diferencia importante es la etapa en la que se encuentra la empresa y por ende su ecosistema de productos. En una empresa grande, por lo general, ya existe un ecosistema de productos que habilita la estrategia de negocios. En una start-up, dependiendo de la etapa en la que esté, este mismo ecosistema probablemente se encuentre en proceso de desarrollo o se tenga que estar adaptando junto con la estrategia de negocio (que suele tener los famosos “pivots” en los primeros años). Esta diferencia es importante porque la estrategia de producto tiene que ser mucho más dinámica y flexible. La segunda diferencia importante es la estructura de riesgos asociados con producto y por ende la forma en la que se toman decisiones. En una empresa grande, estos productos probablemente ya generan mucho dinero, lo que hace que cualquier cambio resulte más difícil de aprobar, ¡un error podría costarle millones a la empresa! En una start-up, no es que no haya riesgo, pero el riesgo más grande es justamente no estar en constaste iteración de los productos. Esto lleva a que la toma de decisiones arriesgadas se vuelva mucho más ágil y  frecuente, todo en búsqueda de un ecosistema de productos que logre habilitar el crecimiento de la start-up sosteniblemente. Y la última diferencia importante es que, sobre todo porque muchas start-ups de hoy en día son “product-led-organizations” cuyo valor agregado proviene de software, el área de producto tiende a tener más influencia en una start-up que en una empresa grande (a excepción obviamente de gigantes del tech como Google o Amazon). En empresas grandes no tech, a veces se tiene que dedicar tiempo y recursos a convencer a decisión-makers que invertir en tecnología vale la pena. De hecho, muchas veces son competidores start-up en el mercado quienes dan los empujones más fuertes a que empresas grandes se vuelvan más product-led.

Q: Bajo tu visión ¿Cómo defines Meru? ¿Por qué Meru?


A: En una visión global y a futuro, yo veo a Meru como un desarrollador y proveedor de infraestructura que habilita el abastecimiento global y moderno para cualquier negocio, sin importar su ubicación, industria o tamaño. Como alguien que estudió economía y comercio internacional, no me podría interesar más el reto tan grande e interesante que se ha propuesto Meru.

Q: Llévanos a conocer tu carrera


A: Siempre me ha gustado mucho el rollo internacional. Desde chico he tenido la oportunidad de vivir en varios países y le he agarrado el gusto a aprender idiomas nuevos y entender culturas diferentes. En la prepa empecé a estudiar chino, por ejemplo, y eso me acabó encantando. Después en la carrera, aunque le seguí con el chino, estudié economía internacional y me empecé a interesar mucho también por el mundo de la estadística y data analytics. Mi primer trabajo fue justo en una start-up que ofrecía servicios de data analytics donde mi enfoque fue entrar al mercado chino. De ahí me lancé a estudiar una maestría en Beijing llamada Schwarzman Scholars Program, después de la cual tomé un giro un tanto inesperado al unirme a Delta Air Lines en Shanghai, donde les ayudé con su estrategia de expansión en Asia. Por último, Delta me trajo de regreso a México después de 14 años fuera para llevar el área de revenue products en Aeroméxico. Hoy estoy muy feliz de unirme a Meru, donde puedo otra vez usar mi chino y activamente trabajar para unir a Asia con Latinoamérica.

Q: ¿Qué libro nos recomiendas y por qué?


A: The School of Life por Alain de Bottom es un libro increíble que habla de la inteligencia emocional. Creo que, sobre todo en el mundo de startups y negocios, es muy “sexy” leer libros como The Lean Startup o Blitzscaling (libros super interesantes y útiles para el trabajo y el desarrollo intelectual), pero es importante que no se nos olvide que no podemos hacer nada si no estamos bien nosotros. The School of Life es un libro que te ayuda a desarrollar tu inteligencia emocional para poder entender, procesar y manejar tus emociones mejor – lo super recomiendo.